GWENT – Concepto: Deck Thinning o Reducción del Mazo

15:07


🎓 ¡Saludos! Te damos la bienvenida a la cátedra de conceptos básicos. En GWENT, todos utilizamos el concepto Thinning (la reducción de cartas) de manera consciente o inconsciente. Esto se debe a que el núcleo jugable está diseñado para que, de una u otra manera, lo apliquemos en las diferentes estrategias utilizadas en los mazos de cada facción.


Artículo por Matías Faccini – Edición por Belén Perrone .


Un entendimiento más profundo de esta mecánica nos puede llevar a la maestría de nuestro mazo, tanto en el momento de armarlo como de jugarlo. Controlar el tempo en el que se haga y la secuencia empleada son cruciales a la hora de aprovechar la efectividad de determinada estrategia.

CONSISTENCIA: Este concepto busca disminuir la cantidad de cartas de bronce en nuestros mazos para que, cuando decidamos jugar alguna que nos provea cartas, tengamos más chances de robar una de nuestras poderosas doradas o plateadas. Esto también sirve para luego robar mejores cartas en la segunda y tercera ronda.

La reducción se logra jugando cartas que a su vez juegan otras cartas directamente del mazo, o que se auto-juegan ellas mismas desde el mazo una vez que se cumplen ciertas condiciones como, por ejemplo, Sardinilla (Roach).


EL COSTO: El gran problema de la reducción viene por el lado de estar limitados a la hora de hacer mulligan (a excepción del meta mulligan de Scoia'tael). Por ejemplo, si en una mano de Skellige nos tocan tres Doncella escudera del clan Drummond tendremos que desperdiciar dos intercambios en ellas sin poder optimizar nuestra mano inicial como nos gustaría.


LA EFECTIVIDAD: Es importante tener en cuenta en qué orden y ronda se deben jugar las cartas de reducción para lograr la mayor eficacia posible. Por ejemplo, si vamos a jugar el efecto reagrupamiento de la carta Amanecer y existe la chance de robar una Sacerdotisa de Freya, es imprescindible asegurarse de tener un objetivo para resucitar de nuestro cementerio.


REDUCIR DEMASIADO: Todos empezamos la partida con 10 cartas y robamos tres más durante su transcurso. Utilizando un mazo típico de 25 cartas (lo más común en el metagame actual), lo óptimo es jugar con 12 fuentes de reducción o menos, sino correremos el riesgo de quedarnos sin cartas.

Existe también el riesgo de reducir el valor de las cartas que robemos en la segunda y tercera ronda, así como también reducir el uso de ciertas cartas situacionales. El problema de reducir tanto es que esto nos obligará a jugar todas y cada una de nuestras cartas aún sin su uso coherente.

Otro de los obstáculos que nos genera la reducción excesiva sucede cuando nuestro oponente empieza a reducir nuestro mazo con cartas ofensivas. Tener nuestras cartas contadas y la intención de jugarlas todas hace fácil el hecho de desbaratar la estrategia al romper esa cadena.


OTROS USOS: Otra manera de utilizar la reducción eficazmente es teniendo más de 25 cartas en el mazo —obviamente esto requerirá probarlo y modificarlo a gusto de cada uno—. También existe la posibilidad de contrarrestar nuestra propia reducción con cartas como Ciri: Dash, Assire var Anahid o Nenneke, brindándonos la posibilidad de devolver cartas al mazo para poder seguir robando o jugando desde ahí.

Explora y descubre

0 comentarios

Random The Witcher